Colecciones

La pizarra, un producto natural

 Todos nuestros productos están elaborados con pizarra natural, por ello cada plato presenta una textura, rugosidad y tonalidad específica, que hacen de cada pieza una obra única e irrepetible. La  pizarra como producto natural y puro presenta pequeñas variaciones en sus vetas y tonos, por eso dentro de una misma colección obtenemos platos con pequeñas variaciones que hacen de la vajilla de pizarra un producto especial.

La pizarra, un conservador de la temperatura

 Los platos de pizarra además de otorgar un toque moderno y elegante a la mesa, permiten mantener la temperatura de los alimentos durante la comida. La pizarra es un buen conservador y conductor de la temperatura, esta cualidad nos permite poner nuestro plato de pizarra en el frigorífico y obtener un plato frío ideal para servir helados o cualquier obra culinaria que necesite servirse fría. Por la misma cualidad los platos de pizarra son idóneos para meterlos en el horno a temperatura baja y conseguir un plato caliente y duradero. Perfecto para servir alimentos calientes como carnes o pescados de una forma original, innovadora y sofisticada.

Platos de Pizarra de calidad al mejor precio, somos fabricantes

Platos de Pizarra es una empresa fabricante y productora con una amplia experiencia en mundo de la pizarra natural. La historia de nuestros platos comienza con la extracción de la pizarra en la cantera en grandes bloques. La pizarra es un material noble que posee múltiples cualidades, pero el proceso de tallado inicial de los bloques es complejo ya que hay que trabajarla de modo artesanal obedeciendo a las leyes de la naturaleza, para así obtener todo el potencial que nos ofrece.

Hoy en día gracias a la ayuda de maquinaria este trabajo es mucho más fácil, pero nunca hay que dejar de lado el factor humano, tan importante al trabajar con productos naturales.

Fabricación de los platos de pizarra

 Los bloques se trasladan a la factoría principal, cercana a la canterade extracción, donde se realizan los precortes a la medida final del plato de pizarra. Siempre cuidando el grado de humedad de la pizarra, de esta manera al abrirla nos ofrecerá su mejor textura y la podremos exfoliar en finas láminas. Estas láminas precortadas a la medida deseada pasan por una rectificadora, proceso por el cual obtendremos el grueso deseado. Posteriormente se recorta ya la pizarra a la medida final estándar o bien a la medida especificada por el cliente, y se embalara en palets para su posterior distribución. Cada plato de pizarra resultante es único, pues la pizarra es un material noble, y como todo producto noble, es caprichoso. Cada pieza, una a una, es abierta de modo artesanal, obteniendo así una textura similar al resto pero irrepetible.